Trastorno por déficit de atención

Trastorno por déficit de atención

Este trastorno suele manifestarse en la infancia, normalmente antes de los doce años. Los padres se alertan cuando, esta falta de atención e inquietud física e intelectual, interfiere de manera flagrante en el rendimiento escolar del niño y en la vida familiar. Puede presentarse solo o junto a otros trastornos psiquiátricos asociados, lo que dificultaría tanto el diagnóstico, evolución y respuesta al tratamiento.

 

En nuestra clínica de TDA ayudamos a las personas con trastornos por déficit de atención e hiperactividad. No dudes en contactarnos.

Síntomas

 La hiperactividad, es el más conocido a nivel popular y fácilmente reconocible. Se caracteriza porque, quien lo padece, no puede permanecer quieto durante mucho rato, le resulta complicadísimo relajarse. Habla en exceso, y pasa de una actividad a otra sin finalizar ninguna, son inconstantes. Además no pueden parar de hacer ruidos, incluso durante las actividades más tranquilas.

 Déficit de atención, es más difícil de advertir en edades infantiles que en las adultas. Quienes lo sufren son incapaces de mantener la atención durante un tiempo prolongado, les cuesta fijarse en los detalles y les resulta complicado terminar tareas. Se distraen fácilmente, pierden objetos con regularidad y cambian de conversación sin parar.

 Impulsividad, es el síntoma menos frecuente. El individuo es impaciente, tiende a toquetearlo todo y piensa antes de actuar, lo que le lleva a ponerse en peligro o crear situaciones embarazosas.